Campaña de Leishmaniosis Canina

Leishmania mosquito

La leishmaniosis es una enfermedad producida por un parásito el cual es transmitido por la picadura de un mosquito especial llamado flebótomo. Se trata de una enfermedad grave que puede afectar a diversas especies e incluso a personas. En los perros puede afectar a animales de todas las edades y diversas razas aunque hay razas genéticamente más propensas que otras.

La enfermedad en el animal, una vez infectado, será de por vida ya que existe tratamiento para frenar los síntomas e inactivar al parásito pero siempre lo tendrán en la sangre pudiendo haber reactivaciones de la enfermedad.

¿CÓMO SE TRANSMITE ESTA ENFERMEDAD?

mapaEl parásito que transmite esta afección es un mosquito llamado flebotomo. La infección ocurre cuando un flebotomo portador del parásito de leishmania pica a un perro sano.

El mosquito no puede vivir con el frío por lo tanto la época de riesgo de leishmania empieza con los primeros rayos de sol de primavera hasta que empiece el invierno, dentro de todos esos meses el mosquito estará sobre todo en zonas de aguas estancadas, ríos, lagos ,costas…….y conviene evitar los paseos durante el amanecer y al atardecer.

 

¿QUÉ SINTOMAS PUEDE TENER MI ANIMAL?

perroenfermoLas evidencias más identificables son la pérdida de pelo, la descamación de la piel, el crecimiento anormal de las uñas, formación de úlceras sobre todo en orejas y patas, aparición de sangre en orina o mucosas nasales, pérdida de peso……

Otros trastornos severos son inflamación de los ganglios, anemia, insuficiencia renal, inflamación del hígado o el bazo, fiebre, atrofia muscular, artritis (que provocan desde cojeras continuas hasta cojeras intermitentes) adelgazamiento y fatiga.

También hemos visto casos, en las anteriores campañas, de perros sin ningún tipo de síntomas (visibles ni notables) que dieron positivo en el test de leishmania.

¿CÓMO PUEDO PREVENIR LALEISHMANIOSIS EN MI MASCOTA?

Existen insecticidas como determinadas “Pipetas “o el collar Scalibor que, aparte de cubrir pulgas y garrapatas son los únicos que reducen la posibilidad de que el mosquito pique a nuestro animal y le transmita la enfermedad.

Estos insecticidas reducen el número de picaduras pero no las evitan al cien por cien. Para ello está la VACUNA contra la leishmaniosis que ayuda “desde dentro “a proteger a nuestro animal.

También existe un jarabe que realiza una función parecida a la vacuna y sirve para cualquier edad ya que la vacunación solo se podrá realizar a partir de los 6 meses de edad.

Dada la elevada presencia de leishmaniosis en España la mejor protección consiste en combinar los antiparasitarios adecuados con la vacunación.

¿EN QUE CONSITE LA VACUNA?

vacunaLa función que realiza la vacuna es que el animal desarrolle la inmunidad correcta frente a la enfermedad, ya que cuando el mosquito pica y transmite la leishmania el sistema inmunitario del perro, en algunas ocasiones, se vuelve “loco” atacando a su propio cuerpo y produciendo así los síntomas clínicos en nuestro animal.

Es por eso que no todos los animales infectados por Leishmania tendrán el mismo grado de gravedad ni los mismos síntomas clínicos.

Antes de la primera dosis de vacunación es muy importante realizarles un test para verificar que no son portadores de la enfermedad ya que si lo fuera no se podría vacunar. Tras descartar que el perro sea portador de la enfermedad se comienza la pauta de vacunación, la cual consta de tres dosis vacunales espaciadas entre sí tres semanas.

Tras la primovacunación la revacuna será anual y constará simplemente de una dosis.

¿QUÉ OCURRE SI MI PERRO ES PORTADOR DE LEISHMANIA?

sangreEn el momento que un perro da positivo en el test de leishmania. Se le realizará otra extracción sanguínea de la cual una muestra nos servirá para realizar una analítica y así valorar si se ha producido daño en los órganos del animal. La otra muestra de sangre la utilizaremos para mandarla a un laboratorio externo y ver “cuánto es de positivo“ a la enfermedad.

A partir de ahí depende mucho de los resultados de ambas analíticas.

En caso de tener órganos dañados habrá que centrarse en tratarlos y a la vez tratar la enfermedad.test

También será necesario una dieta específica, si lo requiere, ya que esta enfermedad tiende a cambiar el pH de la orina y necesitará una dieta con niveles apropiados de proteína.

Desde entonces habrá que realizar seguimientos anuales y revisiones cada poco tiempo para asegurarnos que la enfermedad no se ha reactivado de nuevo.

Es un tratamiento muy largo y elevado de precio por eso lo mejor es prevenir la enfermedad y sobre todo proteger a nuestro perro con repelentes para que no sirva de foco de enfermedad para otros perros o personas.

¿DESPUES DE TODO EL TRATAMIENTO? ¿COMO EVITO QUE RECAIGA?

Como ya hemos hablado anteriormente la leishmania es una enfermedad de por vida y una bajada de defensas puede reactivar la enfermedad, para evitar esto debemos llevar a “raja tabla” los controles y pautas recomendadas por nuestro veterinario.

¿SE PUEDE CONTAGIAR A LAS PERSONAS?

Si, la leishmania es una zoonosis ya que a través del mismo mosquito que pica a los perros puede picar a las persona y transmitirle la enfermedad aunque normalmente afecta a perrorisapersonas con inmunodepresión.

Aunque en las personas, no es una enfermedad crónica y si tiene cura, es difícil de tratar.

No hay que olvidar que un perro con leishmania siempre será portador de la enfermedad pero con tratamiento, revisiones y sus cuidados podrá hacer vida normal hasta que sea viejito.